Las estrellas

Y recordé todas aquellas veces que fuimos a ver las estrellas allí, donde no había contaminación lumínica, sentados en el capó y arropados hasta la cintura con una toalla vieja, sin que nada ni nadie más importase. Solo tú, yo, los grillos y el firmamento.

Publicado por Irene Díaz

Periodista y Máster de Escritura Creativa por la UCM.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: